Blog

27 junio, 2017

Bronconeumonías en pequeñas especies

Bronconeumonías en pequeñas especies

   Las Bronconeumonías en pequeñas especies pueden clasificarse de acuerdo a las siguientes características, etiología, exudado, distribución y epidemiología basándose en la apariencia, la textura y distribución del exudado.

De acuerdo a estos rubros, una neumonía puede ser Bronconeumonías (supurativa o fibrinosa), neumonía intersticial, embolia o granulomatosa.

   La Bronconeumonía se distribuye en dirección cráneo ventral, de color rojo en caso de ser aguda o gris en caso crónico, ocurre por bacterias o micoplasma aerógenas, o bien por la inhalación de contenido gástrico.

La neumonía intersticial se caracteriza por el estrechamiento de los pulmones contra las paredes torácicas, las causas pueden ser bacterianas, virales, toxinas, sepsis, alergias, etc (Mayagoitia, 2004).

   Una neumonía implica una inflamación en los pulmones y las vías respiratorias inferiores, los factores pueden ser múltiples, ya sean bacterias, hongos, virus, parásitos, toxinas o incluso traumatismos que llegan a producir estos trastornos en la salud, los perros y gatos son muy propensos a padecer distintos tipos de neumonías por su temperamento curioso temperamento y el uso de su olfato, los lleva a olisquear polvo, esporas, alimentos en proceso de putrefacción, entre otras cosas que pueden predisponer una infección respiratoria (J.G., 2013).

Bronconeumonías en pequeñas especies

Las parasitosis causantes de neumonías, que con mayor frecuencia afectan a perros y gatos son las aelurostrongylosis y angiostrongylosis (Traversa, 2008), las cuales ocasionan daños severos en todo su ciclo biológico, produciendo neumonías del tipo embolias, mientras que los agentes bacterianos causantes de neumonía son varios y muy nocivos a la salud de las mascotas cuando atacan las vías respiratorias, pues sus afecciones pueden llegar a ser letales, tal es el caso de las Micoplasmosis o la pasteurelosis a cargo de la Pasteurella multocida (Klein, 1997), algunas otras bacterias que suelen estar en la materia fecal, infectan con frecuencia las vías respiratorias, sobre todo en perros, como ya fue mencionado antes, debido a sus hábitos de olfatear todo en su entorno, tal es el caso de infecciones por Escherichia coli, Salmonella tiphirium o Streptococcus spp. (Foster, 2004), así mismo se han reportado esporádicos casos de cepas sumamente peligrosas y zoológicas que afectan a perros y gatos (sobre todo perros de pastoreo) de Streptococcus equi subsp. zooepidemicus (Pesavento, 2008).

   Para cualquiera de los casos anteriores, que poseen la mayor incidencia de infecciones respiratorias en gatos y perros, causantes de neumonías, es necesario conocer cuál es la causa de la afección, para ello, es necesario acudir a una consulta veterinaria, para que lo diagnostique de manera adecuada, según los signos clínicos que presente, por ejemplo; tos, estornudos, inapetencia, cuadros febriles, respiración rápida o profunda, secreciones nasales, pulso acelerado o dificultades en general para respirar, nuestra mascota puede presentar, uno, varios o ninguno d los signos clínicos antes mencionados, es por ello que tras la consulta veterinaria, el médico a cargo deberá llevar muestras al laboratorio o realizar una anamnesis muy desarrollada para dar un diagnóstico presuntivo, que de igual manera sería prudente asistirle de un laboratorio para diagnosticar con mayor certeza y proceder a un tratamiento más eficiente, ya que las enfermedades de vías respiratorias pueden ser de rápida progresión y consecuencias fatales para nuestras mascotas (J.G., 2013).

   Para casos de infecciones bacterianas NEUMOFLOX 50 ml® es la opción más eficiente para tratar la infección bacteriana y acabar con las descargas nasales que puedan dificultar la respiración de nuestras mascotas, al ser un antibiótico de amplio espectro en sinergia con un mucolítico, el margen de control es más amplio y favorece la acción del antibiótico al eliminar las secreciones nasales excesivas, actuando como un eficaz tratamiento y medicamento preventivo en las enfermedades de las vías respiratorias como laringitis, bronquitis, taquitos y neumonías.

Bibliografía.

Foster, S. F. (2004). Lower respiratory tract infections in cats: 21 cases (1995–2000). Journal of felyne medicine & surgery, 167-180.

J.G. (17 de Septiembre de 2013). mascotaking. Obtenido de mascotaking: http://mascotaking.com/la-neumonia-en-los-perros-sintomas-y-tratamiento/

Klein, N. C. (1997). Pasteurella multocida pneumonia. Seminars in respiratory infections, 54-56.

Mayagoitia, A. L. (2004). Clasificación morfológica de las neumonías en los animales domésticos. Canadá: Universidad de la isla de príncipe Eduardo.

Pesavento, P. A. (2008). A Clonal Outbreak of Acute Fatal Hemorrhagic Pneumonia in Intensively Housed (Shelter) Dogs Caused by Streptococcus equi subsp. zooepidemicus. Veterinary sciencies, 45-51.

Traversa, D. (2008). Feline aelurostrongylosis and canine angiostrongylosis: A challenging diagnosis for two emerging verminous pneumonia infections. Veterinary Parasitology, 163-174.

 

Sin categoría
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *