Blog

24 julio, 2015

Control y erradicación de la tuberculosis bovina

Control y erradicación de la tuberculosis bovina

La tuberculosis bovina es una enfermedad de alto impacto en cuanto a la salud pública y sistemas de producción. Ya que es una enfermedad que ocasiona grandes pérdidas debido a que nos limita con el desarrollo del sistema de producción y por consecuencia las ventas y exportaciones de estos productos.

La tuberculosis bovina tiene una distribución mundial pero de manera muy variada dependiendo cada país y región así como también dependiendo el método de control o erradicación que se ha trabajado en cada país.

La tuberculosis bovina es una enfermedad crónica, en el caso de los bovinos el agente causal es Mycobacterium Bovis y las formas de transmisión son varias pero las dos más comunes son vía respiratoria y vía digestiva. La gran mayoría de las transmisiones se da por la vía respiratoria ya que con tan solo la inhalación de alguna partícula infectada nos podemos contagiar ya sea que el animal afectado arroje saliva infectada o hasta con la propia respiración de dicho animal. La otra forma más común de transmisión de la tuberculosis bovina es por vía digestiva, cuando hablamos de esto, puede ser desde ingerir leche de algún animal enfermo o hasta tener contacto con los bebederos, comederos, praderas y hasta las heces de animales con esta enfermedad.

Debido a que la tuberculosis bovina es una enfermedad zoonotica, corremos el riesgo de ser infectados por este agente patológico aunque mycobacterium bovis no es el primer agente causal de tuberculosis en el hombre, también podemos contraer la tuberculosis bovina cuando tomamos leche sin pasteurizar de vacas enfermas o hasta cuando inhalamos alguna partícula infectada arrojada por el animal. Estos casos mayormente ocurren con las personas que trabajan en los rastros, médicos veterinarios, empacadoras y persona expuesto a ganado.

Periodo de incubación

El periodo de incubación varía mucho dependiendo la vía de contagio, si el animal presenta otro tipo de enfermedades que puedan ayudar a una mejor diseminación de la enfermedad. Por lo tanto la presencia de los signos de la tuberculosis bovina puede variar mucho desde meses hasta años.

Signos clínicos

Los signos clínicos más comunes son los siguientes: pérdida de peso y de apetito, baja producción, tos, diarrea, ganglios inflamados, y fiebre.

Control y erradicación

Existen varios motivos por los cuales es necesario erradicar la enfermedad, pero algunos de los principales es el contagio de la tuberculosis bovina al ser humano.

Otra de las principales razones es la perdida que genera esta enfermedad en cuanto al comercio de estos productos ya sean cárnicos o lácteos y nos provocan tener menos rentabilidad en nuestro sistema de producción.

Se han implementado diferentes estrategias para la prevención y erradicación de la tuberculosis bovina, entre las cuales está la pasteurización de la leche, para poder acabar con las poblaciones de bacterias que se pueden encontrar en este alimento y así poder evitar el contagio a la población humana.

En algunos casos se ha intentado implementar algún tratamiento contra la tuberculosis bovina pero son tratamientos muy largos, muy caros y el animal no vuelve a tener la producción deseada. Pero sobre todo esto la finalidad es erradicar la tuberculosis bovina y prefieren el sacrificio de animales infectados ya que es la forma más eficaz de controlar la enfermedad.

Farmacología Veterinaria , ,
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *