Los animales sienten el dolor por mecanismos similares a los de los humanos, de ahí que se tenga que enfatizar en la importancia de que la industria farmacéutica veterinaria desarrolle los medicamentos veterinarios adecuados, como la Dipirona Sódica, para el tratamiento de éste.

La identificación y evaluación del dolor en animales es difícil, por lo que será de suma importancia la experiencia del Médico Veterinario clínico en el conocimiento y observación del comportamiento de las diferentes especies animales domésticas.

Dipirona Sódica: su utilización y tratamiento

El dolor no es un problema minúsculo y será responsabilidad del Médico Veterinario la utilización de los diferentes medicamentos veterinarios, entre ellos la Dipirona Sódica, para proporcionar el tratamiento adecuado, que conduzca a la mejoría del paciente.

Las consecuencias del dolor variarán entre cada especie animal, pero podemos señalar como las de mayor importancia el deterioro notable del aspecto tratándose de todas las especies, afectaciones al sueño y reacciones de agresividad refiriéndonos a pequeñas especies y una de las consecuencias más importantes para el área de la producción animal que es la falta de apetito.

La Dipirona Sódica es uno de los medicamentos veterinarios del grupo de los AntiInflmatorios No Esteroideos (AINE´s) más eficaz para el tratamiento sintomático del dolor y de la fiebre. Frecuentemente utilizada en México y países como España, México, India, Israel y Rusia, al igual que en otros países en desarrollo desde hace casi ocho décadas, dónde se le considera eficaz y de bajo costo.

Sin embargo, en países como Estados Unidos de América, Canada, Suecia, Japón y Australia, la Dipirona Sódica es uno de muchos medicamentos veterinarios prohibidos. Esta prohibición se debe a que a la Dipirona Sódica se le ha relacionado con una disfunción sanguínea llamada agranulocitosis.

La Dipirona Sódica de DP-500 de laboratorios veterinarios LAVET es un analgésico, antipirético y antiespasmódico, auxiliar en problemas de fiebre, dolor y espasmos.

La Dipirona Sódica de DP-500 está indicada en las afecciones de curso febril, dolor intenso y auxiliar en procesos inflamatorios generados por: artritis, golpes, heridas traumáticas y cirugías.

El nulo potencial de la Dipirona Sódica de DP-500 de producir daños gastrointestinales la convierte en uno de los medicamentos veterinarios más seguros.

Dipirona Sódica en Bovinos

  • Para el tratamiento de cólicos, diarreas, timpanismos y obstrucciones esofágicas;
  • De gran ayuda en el tratamiento de la artritis, reumatismo y tendosinovitis;
  • Alivia la fiebre en enfermedades como la pasteurelosis, salmonelosis, neumonías, piroplasmosis y anaplasmosis.

Dipirona Sódica en Equinos

  • Útil para combatir el dolor del cólico en equinos y otras condiciones de espasmos gastrointestinales por hipermotilidad;
  • Combate el lumbago equino.

Dipirona Sódica en Porcinos

  • Evita el canibalismo entre lechones y cerdos en ceba;
  • En la cerda previene el vicio de comerse a los lechones.

Dipirona Sódica en Ovinos y Caprinos

  • Auxiliar en el tratamiento de estadios de tipo espástico de los órganos de cavidad abdominal, artritis y estados reumáticos.

Dipirona Sódica en Caninos y Felinos

  • Auxiliar en el alivio del dolor postquirúrgico;
  • Previene el vómito en episodios de gastritis.

lavet-blog-cta