Blog

24 julio, 2015

Farmacología Veterinaria: Formas farmacéuticas

Farmacología Veterinaria: Formas farmacéuticas

El aumento de la demanda en el consumo de proteína de origen animal, junto con la modernización de los diferentes sistemas para su producción, se ha traducido en un mayor acercamiento entre la farmacología veterinaria y productores y veterinarios, a través del uso de medicamentos veterinarios, con el propósito de prevenir, tratar o controlar las enfermedades de los animales domésticos.

Vacunas y medicamentos veterinarios son los que primordialmente se utilizan para mantener la salud de los animales domésticos. A diferencia de los humanos, un animal no puede tomar sus propios medicamentos, y por tal motivo, la farmacología veterinaria ha hecho uso de las diversas formas farmacéuticas, y con ello otorgar a los productores y veterinarios la manera más fácil y adecuada de administrarlos.

Entre las diferentes formas farmacéuticas, según los diferentes tipos de medicamentos, se incluyen píldoras, líquidos, inyectables, polvos, aditivos alimenticios, bolos, baños de aspersión, aplicación tópica o pour-on, etc.

 

Tipos de medicamentos

La farmacología veterinaria y la presentación de las diversas formas farmacéuticas dependen del tipo de medicamento. Se puede distinguir un amplio rango de estos, antiparasitarios, antiinflamatorios, anestésicos, analgésicos, antibióticos y otros medicamentos especializados, solo por mencionar algunos.

El médico veterinario es quien tiene la capacidad para el diagnóstico y establecimiento del tratamiento, y de la elección de la forma farmacéutica apropiada para el establecimiento de dicho tratamiento.

En México, como parte de un programa de medicina preventiva y de buenas prácticas pecuarias dentro de una Unidad de Producción, se sugiere la utilización de medicamentos registrados ante la SAGARPA (Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), que es el órgano del estado que regula y autoriza su comercialización, con lo que se garantiza la calidad, efectividad y seguridad de los mismos.

Formas farmacéuticas

Independientemente de cuál sea la forma farmacéutica, o lo que comúnmente llamamos “presentación”, de un medicamento veterinario, este debe manejarse conforme las recomendaciones del fabricante antes y durante la aplicación. Generalmente la recomendación va dirigida al correcto modo de conservación y almacenamiento (exposición a la luz, temperatura, humedad).

 

Recomendaciones de acuerdo a la forma farmacéutica

Inyectables:

  • Utilización de jeringas estériles y correcta eliminación de las mismas
  • Vía de aplicación adecuada
  • Pesar a los animales para establecer la dosis adecuada, y así evitar subdosificar o sobredosificar

Orales:

  • Pesar a los animales para determinar la dosis a utilizar
  • Ayuno previo recomendado
  • Administrar el producto adecuadamente asegura la ingesta del mismo

Baños de aspersión:

  • Uso de equipo de protección adecuado como guantes, mascarilla y ropa adecuada al manipular el producto, al diluirlo y al aplicarlo
  • Rocíe a los animales siempre en contra de la dirección del pelo y a favor de la dirección del viento
  • No se aplique durante las horas más calurosas del día
  • No aplicar en animales con lesiones evidentes en la piel
  • Lave y elimine correctamente los envases
  • La mayoría de los medicamentos veterinarios en esta forma farmacéutica representan un riesgo a la fauna marina, por lo que debe evitar desechar a cauces de agua los envases vacíos

Pour-On:

  • La mayoría de los medicamentos en esta forma farmacéutica requieren de un aplicador
  • Administrar la dosis recomendada
  • Nunca se administre de forma oral o inyectable
  • No aplicar sobre animales mojados, pues la eficiencia del ingrediente activo se puede ver disminuida
  • Elimine los envases correctamente

Baños de inmersión:

  • El depósito debe contener la cantidad de agua necesaria para cubrir en su totalidad al animal
  • La mezcla debe ser la correcta, para que el ingrediente activo no disminuya su actividad

 

Laboratorios Veterinarios LAVET

Dentro del portafolio de productos de Laboratorios Veterinarios LAVET se pueden encontrar medicamentos inyectables, orales y tópicos.

UBREMOL es útil en el tratamiento tópico local de ubres inflamadas, pezones cuarteados, y heridas de la ubre causadas por golpes y contusiones.

VERMÍFUGO ADE 12% es eficaz contra parásitos gastrointestinales y pulmonares, es un desparasitante inyectable de amplio espectro, concentrado y vitaminado para contrarrestar las deficiencias vitamínicas originadas por los parásitos y por la baja calidad de la pastura.

VERMIMÁS 2.5%, con Albendazol como principio activo y administrado vía oral, es eficaz en el control y tratamiento de infestaciones por nematodos gastrointestinales (controla larvas, adultos y huevecillos) nematodos pulmonares (adultos, larvas y huevecillos) y hepáticos (adultos, huevecillos y larvas) en ovinos y caprinos.

Medicina Veterinaria
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *