Blog

24 septiembre, 2015

La Fiebre Aftosa de los cerdos

La fiebre aftosa de los cerdos

La fiebre aftosa es una enfermedad viral, altamente contagiosa que afecta a los mamíferos de pezuña hendida (bovinos, ovinos, caprinos, ciervos, bisontes, antílopes y cerdos, etc.) y que se caracteriza, además de la fiebre, por la formación de aftas en la boca y en las patas, principalmente.

Cuando en todo el mundo se presentaron brotes de la fiebre aftosa, provocó el cierre de fronteras a exportaciones e importaciones, causando grandes estragos económicos.

La fiebre aftosa por sí sola es una enfermedad con baja mortalidad, pero de una altísima morbilidad, por lo que afecta a todos los animales dentro de una piara. Los animales infectados exhalan grandes cantidades del virus de la fiebre aftosa, el cual puede ser diseminado a través del aire hasta contagiar a otros animales y otras granjas.

Signos clínicos de la fiebre aftosa

Los primeros signos clínicos de la enfermedad son la fiebre y la resistencia a comer y a moverse.

Después comienzan a formarse las vesículas en la banda coronaria de la pezuña, en lengua y en hocico. La formación de vesículas en la banda coronaria provoca una laminitis en los cerdos y ulceraciones que llegan a provocar el desprendimiento total de la pezuña.

Como mencionábamos unos párrafos arriba, la fiebre aftosa suele ser una enfermedad raramente fatal en animales adultos, aunque llega a ser mortal en animales jóvenes, pues afecta el músculo cardiaco, causando falla en el corazón.

Control

La fiebre aftosa es una enfermedad viral de muy difícil control. El control durante un brote de fiebre aftosa requiere de una acción rápida y efectiva, pues el número de animales que tengan que sacrificarse y el daño económico que esto cause, es directamente proporcional al tiempo que dure instaurada la enfermedad, y que esta no se haya diagnosticado a tiempo.

La fiebre aftosa es una enfermedad que, lamentablemente, no tiene tratamiento. Lo que significa que después de haber diagnosticado correctamente la enfermedad, todos los animales infectados deben ser aislados y sacrificados, pues de lo contrario, continuarán produciendo grandes cantidades de aerosoles con el virus.

Dentro y fuera de la granja, los movimientos del personal, equipo, maquinaria, basura y demás materiales deben ser monitoreados y desinfectados regularmente. Arcos de lavado para vehículos que ingresan y salen de la granja son también imprescindibles. Así que la desinfección en el control post brote es el elemento fundamental para mantener, primero, focalizada la enfermedad, y después, poder lograr su control y posterior erradicación.

POWER CLEAN y SILVER BULLET, de Laboratorios Veterinarios LAVET

POWER CLEAN se utiliza en el lavado de instalaciones porcícolas como aditivo al agua, sobre todo para reblandecer la suciedad, para lo cual POWER CLEAN aplicado mediante sistemas de baja presión, produce espuma, dejándolo actuar durante 30 minutos en superficies humedecidas desprende, grasas y materia orgánica.

 

Áreas de aplicación en porcicultura:

En el baño de la cerda gestante próxima a subir a la cama de maternidad, vehículos de transporte, rastros, depósitos, bodegas, empacadoras, material quirúrgico.

Ideal para retirar materia orgánica, grasas y aceites que pueden afectar la penetración y exposición de las superficies a los desinfectantes.

 

POWER CLEAN es un detergente tensoactivo, desengrasante, biodegradable y activo en presencia de aguas duras.

 

POWER CLEAN NO es corrosivo a la dilución recomendada.

 

Y por su parte, SILVER BULLET es una solución desinfectante formulada con una combinación de principios activos que cumplen las exigencias de limpieza y desinfección de cualquier tipo de superficie en la industria porcícola como: paredes, techos, pisos, equipo y todo material que esté en contacto con los cerdos.

Medicamentos Veterinarios
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *