Blog

1 diciembre, 2016

La importancia del CRP (Complejo respiratorio porcino)

   El complejo respiratorio porcino o CRP es una enfermedad multifactorial de distribución mundial con un alto índice en pérdidas a lo largo y ancho de todo el globo, aunque actualmente es más reconocido el término ‘‘Suis-Ide Diseases’’ las causas pueden ser por la alimentación, la inmunidad de los cerdos, las instalaciones, el manejo y por último factores etiológicos que en su mayoría pueden ser bacterias o virus y ocasionalmente parásitos u hongos, es característico por sus signos de alteraciones respiratorias, anorexia, letargia, fiebre y un incremento en la tasa de mortalidad en cerdos de transición y/o de engorda, las pérdidas principalmente económicas se reflejan en la mala conversión alimenticia y el bajo rendimiento de peso en los animales, además del gasto excesivo en medicamentos y tratamientos para los cerdos, así como el retraso para la edad al sacrificio y los numerosos decomisos en los rastros (Sánchez, 2014).   Se consideran muchos los agentes infecciosos pero los que mayor incidencia tienen a este complejo suelen ser Streptococcus suis y Mycoplasma hyopneumoniae los primeros son del grupo de bacterias que suelen representar la flora común específica de los cerdos, pero en cuadros infecciosos ocasionan septicemias, meningitis, poliserositis (inflamación del revestimiento de las cavidades abdominal y torácica), artritis, endocarditis y más frecuentemente neumonía, de los múltiples serotipos existentes de S. suis, el tipo 2 resulta ser ocasionalmente zoonotico por lo que es de vital importancia su identificación y control para empresas veterinarias dedicadas a la salud pública y a la sanidad animal (Madsen, 2002), por otra parte en las explotaciones intensivas de cerdos, se suele ver con frecuencia la infección por Mycoplasma hyopneumoniae la cual al tener un polimorfismo muy variado, dificulta el diagnóstico, que puede ir de múltiples pruebas de laboratorio, desde cultivos, inmunohistoquímicas, serologías o incluso pruebas moleculares para su identificación la adhesión de esta bacteria a los cilios celulares del sistema respiratorio conduce a una aglutinación y pérdida de la función, así como del sistema mucocilar que conlleva por lo general a una tos crónica, esta infección por lo general (Lobo, 2005) se ve relacionada con infecciones virales, tales como PRRS (síndrome reproductivo y respiratorio porcino), circovirus porcino y la enfermedad de Aujesky.

   Entre los múltiples problemas que pueden desencadenar el complejo respiratorio porcino, como ya fue mencionado no solo pueden ser los agentes etiológicos, sino también los medio ambientales cuya importancia epidemiológica es indispensable revisar, ya que los índices de densidad en alojamientos, la concentración de amoniaco en las instalaciones, los sistemas de ventilación, la limpieza de los corrales y estancias de destete, ya que son estos los animales más sensibles a contraer infecciones respiratorias o inmunodepresiones que conlleven a las infecciones caracterizadas en el complejo respiratorio porcino, el nivel de contacto entre los animales, ya que la mayoría de las infecciones se transmiten por contacto directo o por las secreciones nasales de animales enfermos (Acosta, 2014).

La importancia del CRP (Complejo respiratorio porcino)

   Para llevar a cabo un eficiente plan de tratamiento y prevención es importante realizar las pruebas de laboratorio pertinentes para el aislamiento y determinación de los agentes etiológicos responsables, por lo general suelen ser bacterias, por lo que la aplicación de antibióticos de amplio espectro suele ser la estrategia mayormente empleada, las vacunas contra los principales virus, en tanto se confirma la presencia de estos en los cultivos celulares o las secuenciaciones moleculares por PCR, posterior a ello un plan sanitario completamente estricto para prevenir la reinfección de los animales como la reposición de los animales perdidos, el aislamiento de sospechosos y la eliminación de aquellos animales que presenten síntomas crónicos infecciosos graves y sin aparente mejoría o aquellos que presenten rinitis atrófica, para la cual no existe una solución, asegurar el bienestar animal, con la distribución de los animales en los hacinamientos, mejorar la ventilación de los corrales, procurar la calidad del alimento y agua, asegurarse de la constante limpieza de los corrales donde los animales se encuentran, para así evitar las reinfecciones, disminuir el estrés y asegurar el bienestar animal (Sánchez-Vizcaíno, 2007).

   La aplicación de antibióticos de amplio espectro como lo es CEFTIOLAV R.T.U. ® y la aplicación de vitamínicos de sostén como SELAVET E® resultan un eficiente tratamiento para las infecciones bacterianas del CRP y sus efectos colaterales sobre los animales, disminuyendo los efectos de pérdidas de peso y trastornos parecidos que ocasionen las pérdidas de los animales.

Bibliografía.

Acosta, N. C. (2014). Complejo Respiratorio Porcino (CRP).

Lobo, E. (2005). Mycoplasma hyopneumoniae y su relación con los procesos. REDVET, 1-6.

Madsen, L. W. (2002). Streptococcus suis Serotype 2 Infection in Pigs: New Diagnostic and Pathogenetic Aspects. Journal of Comparative Pathology, 57-65.

Sánchez, J. M. (07 de Enero de 2014). vetmeex.com. Obtenido de vetmex.com: http://www.vetmex.com.mx/complejo-respiratorio-porcino-crp/

Sánchez-Vizcaíno, J. M. (2007). Complejo respiratorio porcino. Madrid, España: UCM. Facultad de Veterinaria.

 

Salud Animal
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *