Blog

17 enero, 2017

La limpieza de corraletas como prevención

La limpieza de corraletas como prevención; Las aves de corral, son muy sensibles a múltiples enfermedades, sobre todo de índole respiratoria y digestiva, en su mayoría a causa de los microorganismos que habitan de manera normal en las camas y las heces de estas, donde es posible que crezcan algunas especies de bacterias patógenas como por ejemplo; Chlamydia psittaci (Eidson, 2009). La cual posee un carácter zoonótico, sin embargo es más bien microbiota de aves psitácidas (loros, guacamayas, papagayos, etc.), en parte las aspiraciones de estos contenidos orgánicos en descomposición presentes en las camas de las corraletas de aves, llevan consigo al crecimiento de hongos causantes de neumonías fúngicas; tales como: Cryptococcus neoformans, Histoplasma capsulatum, Coccisidiodes immitis, Blastomyces dermatiditis, Pneumocystis caricia, Aspergillus spp., Candida spp., entre otras especies de hongos menos comunes,  la infección se lleva a cabo cuando las aves inhalan las esporas de los hongos y estos se desarrollan en las vías respiratorias, ocasionando neumonías con presencia de pus con curso agudo a crónico. (Meyer, 1998)

La limpieza de corraletas como prevención

Por otra parte, las enfermedades gastrointestinales son en su mayoría ocasionadas por infecciones de diversos agentes patógenos, solos o en sinergia actúan sobre el hospedero provocando múltiples daños, así como pérdidas económicas, sub rendimiento en la productividad y numerosas muertes, la gran mayoría de estas infestaciones son ocasionadas por el contacto directo con los residuos de animales infectados o por la vía fecal-oral, por otra parte, cabe mencionar que varios de estos agentes patológicos forman parte de la flora normal y llegan a ser infectantes en una situación de inmunodepresión o un caso de estrés, uno de los agentes más comunes que afectan a las aves en el tracto gastrointestinal  por ésta última causa es Salmonella pullorum y S. gallinarum (Contreras, 2010), siendo la primera más bien de transmisión transovárica y adquirida por adultos quienes son asintomáticos, clínicamente es común ver a los polluelos débiles, con alas y cola caídas, postración sobre los tarsos, etc. En el caso de S. gallinarum se ven deyecciones diarreicas típicamente amarillentas que conducen a la transmisión fecal-oral, clínicamente es común observar a las aves deprimidas con alas y cola caídas y en la cloaca se ven plumas erizas y en mal estado comúnmente manchadas con las deyecciones diarreicas del color amarillo verdoso típico de la salmonelosis también las infecciones parasitarias del tipo protozoo como las ocasionadas por  Giardia lamblia  y Entamoeba histolytica o las coccidias como son Eimeria e Isospora causantes de diarreas, disentería (diarreas sanguinolentas) o colitis, la infección sucede al ingerir alimentos o bebidas infectadas por los quistes infectantes de estos protozoarios. (Kahn, 2007).

Por otra parte es importante mantener limpias las corraletas y de esta manera evitar la propagación de ectoparásitos, tales como chinches (Cimex lectularius), pulgas (Echidnophaga gallinacea, Ceratophyllus Níger y C. gallinae), garrapatas (Argas persigue), piojos (Menopon gallinae, Liperus caponis, Cuclotogaster heterographus, Goniocotes gallinae, Gonioides gigas, G. dissimilis, Menacanthus cornutus y Uchida pallidula), ácaros (los pertenecientes a las familias Dermanyssidae y Trombiculidae) los cuales en su mayoría son hematófagos o histófagos y algunos de ellos son vectores de otros agentes patógenos, lo que puede agravar aún más el problema, en su mayoría causan anemias, pérdidas de peso, bajas en la producción de huevo, etc. (Junquera, 2015).

Estos problemas pueden ser prevenidos de manera prudente al realizar una limpieza y desinfección continua, así como el cambio de camas en las corraletas donde se alojan las aves y de este modo evitar daños a los animales, la salud de quienes trabajan con ellas y salud pública en general, POWER CLEAN® es un jabón antiséptico para superficies que no requiere de enjuague, con capacidad desinfectante que al ser utilizado en el suelo de las corraletas tras haber recogido la cama anterior funciona muy  bien como uso profiláctico ante las infecciones descritas anteriormente.

Bibliografía.

Contreras, M. (12 de Noviembre de 2010). ElSitioAvícola. Obtenido de ElSitioAvícola: http://www.elsitioavicola.com/articles/1868/salmonelosis-aviar-matodos-de-prevencian-y-control/

Eidson, M. (2009). Clamidiosis aviar. The Center for food security and public health, 1-5.

Junquera, P. (16 de Junio de 2015). Parasitipedia.net. Obtenido de Parasitipedia.net: http://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=341&Itemid=435

Kahn, C. M. (2007). Manual Mercl de Veterinaria. Whitehouse Station, N.J., U.S.A.: Merial Limited.

Meyer, H. D. (1998). Veterinary Laboratory Medicine: Interpretation and Diagnosis. Elsevier.

Sin categoría
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *