Blog

4 septiembre, 2018

Mastitis bovina

Otra de las afecciones de los bovinos que se disparan de manera exponencial durante el temporal de lluvias, es la Mastitis bovina; misma que se define como la inflamación de la glándula mamaria y sus tejidos secretores.

Dicha patología se presenta con mayor frecuencia en los bovinos productores de leche y representa una de las principales causas que provoca graves pérdidas económicas dentro de la industria.
Existe una amplia gama de agentes causales destacan, bacterias: Streptococcus agalactie, Streptococcus dysgalactie, Streptococcus uberis, Staphylococcus aureus, Corynebacterium pyogenes; algas como prototheca, hongos como Aspergillus fumigatus, Tricosporon spp y levaduras como Cryptococcus neoformans.

Mastitis bovina
Diagnóstico Clínico
Dentro de la signología de la mastitis la podemos clasificar entre: Mastitis aguda, es la más frecuente después del parto, se identifica por su aparición repentina y por cambios físicos evidentes en la leche (grumos), la secreción láctea disminuye y puede tener apariencia de suero sanguíneo, la inflamación de la glándula mamaria varía de edema ligero a inflamación dura, además se puede apreciar depresión, fiebre y anorexia.

En cuanto a la mastitis aguda gangrenosa, el cuarto afectado se muestra caliente, enrojecido e inflamado, no hay secreción láctea y sólo una pequeña cantidad de fluido decolorado está presente en la glándula, en pocas horas el contenido de la glándula se torna acuoso sanguinolento y posteriormente puede una zona azulosa bien definida que abarca la teta y parte de la glándula, lo anterior acompañado de fiebre, anorexia, depresión y deshidratación; en casos más severos el vaca muestra signos de toxemia y eventualmente ocurre la muerte.

En lo que respecta a la mastitis crónica, generalmente se presentan como consecuencia de la ausencia de tratamiento de la mastitis aguda, la mastitis crónica se presenta acompañada de endurecimiento de la glándula y la cisterna, el edema tisular puede estar presente, presencia de grumos en leche.
En antibiótico de elección para contrarrestar los efectos de la mastitis, se trata de un miembro de la familia de los aminoglicósidos: La gentamicina debido a que tiene un efecto bactericida sobre agentes gram – y gram +. En Lavet® contamos con Genta-100®, en cuya fórmula contiene 100 mg de sulfato de gentamicina en vehículo c.b.p 1 ml. En este caso para tratamiento contra mastitis por infusión intramamaria se utiliza a razón de 100-500 mg por cuarto afectado, mezclados en 10 a 20 ml de solución salina fisiológica repitiendo el tratamiento cada 24 horas, dependiendo la severidad del caso. Para mayor información consulte a su Médico Veterinario Zootecnista.
Referencias.

Sumano, Ocampo, H; (1996). Farmacología clínica en bovinos, México, D. F: Trillas.
Blowey, RW; Weaver, AD. (1991). Diseases and dissorders of cattle. 1ra Ed. Iowa State University press.
Blood, DC. (1994). Manual de medicina veterinaria. USA: Interamericana McGraw-Hill.
http://www.farmhealthonline.com/disease-management/cattle-diseases/mastitis/

Salud Animal
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *