Blog

29 octubre, 2015

Salud animal: La caprinocultura (Parte 1)

La caprinocultura en el mundo se ha desarrollado a la par de la historia y crecimiento de la humanidad. Se calcula que a nivel mundial actualmente existen aproximadamente un poco más de 450 millones de cabras.

México ocupa el lugar número 13 en producción de cabras con una población de casi 9 millones cabezas (SIAP 2014).

Aunque 9 millones de animales representa una población baja, comparada con las poblaciones ganaderas como las de bovinos y cerdos, datos oficiales muestran que en el año 2014 se sacrificaron para venta en canal poco más de 2 millones de animales, lo que sí es un número muy significativo respecto de la población total. Y de leche se produjeron alrededor de 150 millones de litros. Todos estos datos nos indican que a pesar de que la producción de cabras en nuestro país se desarrolla en sistemas extensivos y mayormente en zonas áridas, se dislumbra una tendencia al mejoramiento de la salud animal, a través de la tecnificación y mejoramiento de parámetros reproductivos.

Salud animal: Producción de cabras para abasto de carne

La carne de cabra se caracteriza por ser un tanto más magra que la de los bovinos y ovinos, pues la grasa se deposita en mayor medida en el peritoneo.

La especie caprina es una excelente generadora de carne, pues esta puede lograrse de manera extensiva, en zonas áridas que generalmente serían hostiles para bovinos y ovinos, combinarse con las actividades agrícolas y de fácil manejo.

Salud animal: Producción de cabras lecheras

Al igual que sucede con la producción de cabras con fines cárnicos, la producción de cabras lecheras se da mayormente en las zonas áridas del país y de manera extensiva. Aunque son los sistemas de producción de cabras lecheras los que presentan una mejoría en la tecnificación e implementación de buenas prácticas pecuarias.

Salud animal: Buenas prácticas pecuarias

El inicio de la crianza de cabras para abasto de carne o lecheras, independientemente de que sean la misma especie la que se cría, tienen requerimientos diferentes. De manera general, podemos agrupar estos requerimientos de la siguiente manera:

  • Instalaciones, equipo
  • Alimentación
  • Los propios animales (genética y selección)
  • Salud animal (vacunación, desparasitación, medicamentos)
  • Canales de distribución de productos y subproductos

 

Salud animal en cabras: Laboratorios Veterinarios LAVET

En esta primera parte del escrito, veamos un ejemplo de uno de los productos más usados en el apartado de los requerimientos, la desparasitación.

 

IVOMÁS ADE, con Ivermectina como principio activo, está recomendado para el control y tratamiento de infestaciones por nematodos gastrointestinales y pulmonares en su forma adulta y larvaria y actúa, además, de manera eficaz contra parásitos externos (piojos, ácaros, garrapatas) de los bovinos.

 

IVOMÁS ADE facilita la aplicación de dos tratamientos en una dosis, pues desparasita y vitamina.

 

IVOMÁS ADE mantiene niveles efectivos de su principio activo, la Ivermectina, hasta por 45 días en sangre.

 

IVOMÁS ADE aporta las cantidades de vitaminas A, D3 y E que demanda el ganado incluso por 45 a 50 días, con lo que asegura magnifico desempeño reproductivo y productivo.

 

Espectro antihelmíntico:

 

Bovinos:

Nemátodos gastrointestinales:

Ostertagia ostertagi

(adultos 3a.-4a. FL).

Ostertagia Iyrata Haemonchus sp

(adultos 3a.-4a. FL).

Trichostrongylus axei.

Trichostrongylus colubriformis.

Cooperia onocophora.

Cooperia punctata.

Cooperia pectinata.

Cooperia sp.

Oesophagostomum radiatum.

Nematodirus sphathiger.

Strongyloides papillosus.

Gaigeria pachyscelis.

Chabertia ovina.

 

Estróngilos pulmonares:

Dictyocaulus viviparus.

 

Se puede aplicar en cualquier época del año. No causa daño a animales ni afecta la capacidad reproductiva de los sementales.

 

Empresa veterinaria, Farmacología Veterinaria, Medicamentos para Animales
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *