Blog

24 julio, 2015

Trichostrongylus en el ganado bovino

Trichostrongylus en el ganado bovino

La infección por gusanos intestinales es una de las causas más comunes en el crecimiento deficiente de los animales en la mayoría de las explotaciones ya que debido a la diversidad de nuestro territorio, cuentan con las condiciones medioambientales favorables para su reproducción, así como de malos manejos en el pastoreo de estos.

En el caso de los bovinos, las enfermedades que ocasionan los gusanos intestinales son identificadas gracias a su lugar de localización del tracto digestivo, las del abomaso y del intestino delgado son las más importantes ya que afectan la digestión y absorción de nutrientes.

Para nuestros animales que les invertimos calidad genética, instalaciones, insumos y horas de trabajo no podemos darnos el lujo de que gracias a los gusanos intestinales merme el desarrollo óptimo de mi animal. Es por eso que debemos conocer contra quién peleamos para así, buscar la mejor solución del problema parasitario.

Las consecuencias más importantes de estos gusanos intestinales son observados en los resultados de la ganancia de peso, la disminución del crecimiento, la mala calidad de la canal, el decomiso de subproductos, así como los costos reales de tratar con enfermedades gastrointestinales, mejor dicho pérdida de dinero por donde lo veamos.

Los principales agentes causales de los gusanos intestinales en el ganado bovino son los que a continuación de mencionan:

Trichostrongylus, Cooperia, Nematodirus, Bunostomum, Strongyloides, Toxacara, Oesophagotomum, Trichuris.

En esta ocasión vamos a hablar de Trichostrongylus, el órgano predilecto para este tipo de gusanos intestinales, es el intestino delgado.

Ciclo biológico

El ciclo de vida de este tipo de gusanos intestinales es de tipo directo, el cual consiste en que cuando un animal con esta enfermedad excreta los huevecillos, estos evolucionan en unos días, todo depende del tipo de clima en el que suceda este proceso y posteriormente se transmite con la ingesta de alimento y larvas; es así como llega al intestino delgado donde se penetran hasta ser adultos. Este proceso normalmente dura alrededor de tres semanas.

Signos

El tipo de lesiones ocasionadas por estos gusanos intestinales son daños a la mucosa intestinal, diarrea o estreñimiento, lo cual lleva a una debilitación, pérdida de apetito y una baja de producción cuando la enfermedad es masiva; pero la mayoría de las veces se da en conjunto con alguna enfermedad, por eso no es tan fácil observar solo signos de trichostrongylus.

Diagnóstico

En cuanto al diagnóstico, es un poco complicado ya que los signos son muy semejantes a los ocasionados por más gusanos intestinales y eso lo hace un poco difícil a simple vista, pero para confirmar el diagnóstico se puede realizar un coproparasitoscopio para identificar la presencia de huevos en las heces de los animales afectados.

Las medidas de seguridad son difíciles de aplicar cuando el animal está en pastoreo ya que aquí es donde encontramos estos gusanos intestinales. Lo más recomendado es tener unas buenas medidas de prevención para la contaminación del pasto.

La infección por gusanos intestinales en un establo es muy rara pero no imposible.

Tratamiento

Para el tratamiento contra estos gusanos intestinales está recomendado utilizar benzamidazoles, de los cuales nosotros contamos con un albendazol con cobalto para una mejor síntesis de vitamina B12. Este producto se llama VERMIMAS CO. 10% y está indicado para el control y tratamiento de parasitosis del ganado bovino. La dosis recomendada es de 5 mg/Kg. de peso (1 ml por cada 20 Kg. de peso).

 

Medicamentos para Animales , ,
About Juan Carlos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *