Blog

16 julio, 2015

Beneficio De Las Vitaminas En Animales

Por: MVZ. Francisco Silva.

Las vitaminas son sustancias indispensables para el funcionamiento adecuado de los seres vivos, que intervienen en cantidades mínimas, por lo cual no llenan funciones estructurales ni desempeñan actividades energéticas y que, en general, no son sintetizadas por los animales. La estructura química de las vitaminas es de lo más diverso y las funciones que llevan a cabo son también muy variadas; muchas actúan como coenzimas en determinadas reacciones. Llenan un aspecto metabólico en tanto que desempeñan actividades especificas en los mecanismos moleculares de funcionamiento celular y, por otro lado, al faltar en la alimentación, se producen cuadros de deficiencia reconocidos clínicamente, y que ceden a la administración de dosis adecuadas de las vitaminas correspondientes.

Existe la posibilidad de usar vitaminas en animales desde el punto de vista farmacológico, como compuestos que administrados en dosis superiores a las recomendadas nutriológicamente, alivien o mejoren síntomas de enfermedades que de manera solo muy indirecta podrían considerarse como enfermedades de tipo nutritivo.

Las vitaminas se encuentran en dos grandes grupos de alimentos: los grasos que contienen a las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) y los alimentos no grasos, en los que existen las vitaminas hidrosolubles (VITAMINAS DEL COMPLEJO B, ACIDO ASCORBICO). Las vitaminas liposolubles en cuanto a su absorción y almacenamiento se comportan de similar manera y así su absorción se altera cuando esta perturbada la absorción intestinal de los lípidos.

VITAMINA A  en animales

Vitamina A para Animales

La carencia de VITAMINA A puede depender de aporte insuficiente en la ración, o de absorción defectuosa a partir del aparato digestivo. En animales jóvenes la manifestación de la carencia corresponde sobre todo a compresión del cerebro y medula espinal. En adultos, el síndrome producido incluye ceguera nocturna, queratinización corneal, pitiriasis, defectos en las pezuñas, pérdida de peso y esterilidad. Son frecuentes defectos congénitos en la descendencia de las madres afectadas.

Ocurre carencia primaria de VITAMINA A cuando los animales no ingieren alimentos verdes o cuando no se agregan suplementos de VITAMINA A a las dietas deficientes. El estado de la madre se refleja en el del feto solamente en ciertas circunstancias en que la VITAMINA A en forma alcohólica, como existe en los alimentos verdes, no atraviesa la barrera placentaria y el ingreso elevado de dichos alimentos verdes antes del parto no incrementa los depósitos hepáticos de VITAMINA A en los becerros, corderos o crías caprinas recién nacidas y solamente en cierto grado en los porcinos. Ocurre carencia primaria de VITAMINA A en bovinos y ovinos que pacen en grandes praderas durante periodos de sequía. No suele observarse carencia clínica de VITAMINA A en estas condiciones, ya que los depósitos hepáticos están casi siempre bien provistos y el periodo de privación no es lo suficientemente largo para agotar su existencia. Los ovinos jóvenes que pastan en campos durante las sequias pueden padecer depleción grave de las reservas de la vitamina de 5 a 8 meses, pero se conserva el crecimiento normal durante un año a cuyo tiempo comienzan a aparecer signos clínicos. Los ovinos adultos pueden resistir dietas deficientes durante 18 meses antes de que se observe depleción de los depósitos hepáticos y que aparezca la enfermedad clínicamente. Los porcinos y aves de corral recluidos en los locales, y los bovinos y los ovinos estabulados pueden ingerir raciones bajas en caroteno y VITAMINA A. Los equinos adultos sometidos a dietas deficientes pueden permanecer clínicamente normales durante tres años aproximadamente.

Existen en la naturaleza al menos 12 derivados de la VITAMINA A. Es esencial para la síntesis de glicoproteínas; proliferación celular, visión, remodelación ósea, reproducción funcional de la piel. Se le encuentra en forrajes verdes pero se degrada rápidamente. Es la vitamina que más deficientemente se adquiere en caballos por lo que se recomienda administrarla en época de secas. Una deficiencia de esta vitamina en animales se asociara con piel áspera, baja condición corporal, y predisposición a las enfermedades. La deficiencia de VITAMINA A incide en el crecimiento sobre todo cuando el forraje es de mala calidad. Los animales pueden presentar grados variables de ceguera nocturna, debilidad, anorexia, pelo hirsuto y endurecido, convulsiones, lagrimeo, enfermedades respiratorias, abscesos salivales, resequedad del casco, baja de concepción, fallas en el crecimiento fetal, baja de respuesta inmune, alteración de la espermatogenesis.

VITAMINA D

Vitaminas D para animales

La VITAMINA D esta interrelacionada con el calcio y la paratohormona para el mantenimiento de la densidad de calcio óseo y el crecimiento. Se sabe de deficiencia de VITAMINA D en potros al retirarlos de la luz por meses, se causan trastornos óseos y articulares, y usualmente una suplementación con calcio (Ver CALCITÓN), la acción de la luz solar y el suplemento de VITAMINA D resuelven y hasta revierten el problema.

Aunque la carencia de VITAMINA D se manifiesta de modo fundamental en alteraciones del esqueleto (raquitismo), se relaciona de manera indirecta con la fertilidad mediante su influencia sobre el metabolismo de los minerales. Un aporte escaso de fósforo (Ver CATOLAV) o una desfavorable proporción de calcio produce trastornos cíclicos, mismos que se pueden recuperar mediante la adición de la VITAMINA D junto con fósforo.

VITAMINA E

Vitaminas E para Animales

La VITAMINA E denominada alfa-tocoferol, es una vitamina liposoluble relacionada con efecto antioxidante, esto es, atrapa a radicales libres de oxigeno generados por diversas formas de estrés (incluyendo estrés calórico, estrés por deporte, estrés ambiental, nutricional, social, etc.). A la VITAMINA E se le dio el nombre de anti-esterilidad, como resultado de estudios en ratas. Hasta la fecha, la influencia que ejerce la vitamina sobre la esterilidad, no ha resultado tan evidente en el ganado vacuno, como en animales de experimentación.

Sin embargo, otros investigadores sostienen que existe una influencia de la VITAMINA E sobre la fertilidad. Estudios recientes demostraron que la VITAMINA E contiene octacosanol, que afecta de forma directa el pregnandiol, el cual influye en la función lútea. En regiones pobres en selenio, la VITAMINA E hizo disminuir el porcentaje alto de placenta retenida en forma significativa comparado con la adición de selenato de potasio que por sí solo dio resultados inferiores.

La carencia de esta vitamina ocurre en la mayor parte de especies animales y se caracteriza principalmente por degeneración hialina de los músculos esqueléticos y del miocardio. Se observa carencia primaria de VITAMINA E cuando se alimenta a los animales con heno o paja de baja calidad o con raíces. Los granos de cereales, vegetales verdes y el heno fresco y bien curado poseen cantidades adecuadas de la vitamina.

En términos generales la administración de selenio solo ejerce efecto más beneficioso que la de VITAMINA E, y la combinación de ambos es superior al tratamiento con cualquiera de estos productos aisladamente (Ver SELAVET E). Después del tratamiento por vía oral o inyección intramuscular de VITAMINA E, se observa desaparición de los signos en unos tres días siempre que las lesiones no sean demasiado extensas.

BIBLIOGRAFIA

  • Ávila TS, Chávez GAJ, Producción de leche con ganado bovino. México: El Manual Moderno, 2010.
  • Blood DC, Henderson JA, Medicina Veterinaria, México: Editorial Interamericana, 1974.
  • Laguna J, Piña GE, Bioquímica. México: La Prensa Médica Mexicana, 1981
  • Sumano LH, Farmacología clínica en bovinos. México: Editorial Trillas, 1996.

lavet-blog-cta

Vitaminas en Animales , , ,
About Juan Carlos

2 Comments
  1. ola tengo un caballo de 25 años , y siempre ha sido problematico para comer.. esquisito, raro, repugnando la comida, en fin…. ahora ha bajado mucho de peso pero mucho…. le vario los piensos, porque hoy los come manana ya no…le vario el grano hoy come cebada o avena o maiz y manana ya no lo quiere… y tampoco es que coma ni un kilo por dia ni de pienso ni de grano etc… he comprado mas de 6 clases de piensos desde alto rendimiento , raid, base, complementario, extra potros y yeguas etc y nadaa hoy los prueba y manana ya nio verlos, come pasto en fincas pero poco.. escoje aquellas 4 hierbas que le gustan y ya…y tiene rollos de heno seco a su disposicion, y poco come…. em fin ya lo desparasite, ya le ham mirado la boca.. etc oseaaa todooo lo que he podido y ni aun asi consigo que engorde y deje de notarsele las costillas…… y ahoraaa que puedo hacer?? algo que le abra el apetito??? alguna vitamina??? que me recomiendas???

    • Joselyn Castañeda 7 junio, 2018 at 4:28 pm Responder

      Buen día, Silvia.
      Es de considerar que tu caballo ya es de una edad avanzada, y para el problema de falta de apetito, en primer lugar te recomiendo la administración de un vitamínico reconstituyente por vía endovenosa, en este caso manejamos AMIN-VIT-SUPER® a dosis de 100 ml por cada 50 kg de peso.
      Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *